La deshumanización, es la consecuencia de la opresión. Afecta a los oprimidos y a quienes oprimen

Loading...

martes, 6 de enero de 2009

Fundamentos de la Intervención Temprana

El Acompañamiento en los Intercambios Activos, en la díada bebé-mamá.

El placer que experimenta el bebé, cuando la madre, esta allí para significarlo con la mirada, el sostén y o la voz, es fundamental para su desarrollo. La sola presencia, actúa como un estímulo, que le permitirá conectarse con el mundo y aprender de él.

El éxito de sus aprendizajes posteriores, va a estar relacionado con las acciones que el niño realize en su primer año de vida. Si estas acciones son placenteras y exitosas, el niño las repetirá, hasta dominar la conducta especifica, mientras que abandonará las acciones que le hayan provocado displacer y sentimiento de fracaso.

La madre, actúa como facilitador de situaciones de placer y estas, provocaran las acciones del infante. Estas facilitaciones no se procuran por actos conscientes, sino por las actitudes inconscientes de ella.
La observación y evaluación de la relación de la madre con el niño en la primera infancia, neonatos y bebes de hasta tres años, permiten encarar el déficit del desarrollo psicomotrìz y cognitivo simbólico.

La observación clínica de la interacción diádica, posibilita la intervención precoz. A través de esta tarea asistencial, hemos observado la estrecha relación que existe entre la modalidad de la díada madre/hijo y su desarrollo psicomotrìz, Base de los futuros esquemas de aprendizaje.

Para observar indicadores de comunicación, se han determinado los siguientes Parámetros, claves para su sistematización y posterior intervención:

1. CALIDAD DE MIRADA Y GESTOS

2. PARTICIPACIÓN ACTIVA Y TRANSFORMADORA DE SUJETOS
3. PALABRA Y VOCALIZACIÓN
4. CARICIAS, DIÁLOGO TÓNICO Y TACTO
5. SOSTEN Y ESPACIO MATERNO
6. PROXIMIDAD.

Durante el primer año de vida, en el proceso formativo del niño se producen una serie de intercambios entre la madre y el hijo, cada uno de los cuales influye recíprocamente al otro.

Freud llamó a esta dualidad o díada, una “masa de dos”. También habla de una intuición maternal, la madre adivina las necesidades del bebe, lo comprende cuando llora y cuando balbucea. La Madre llega a desarrollar una aguda sensibilidad que le permite dormir tranquila en medio de los ruidos del ambiente, pero se despierta ante el más leve quejido del bebe.

La necesidad de alimentación, además de eliminar la tensión del hambre, cumple la función de efectuar un intercambio con el mundo exterior, que el recién nacido no puede lograrlo solo, aún.
La manifestación de descarga que expresa es una alta tensión a través del llanto. El estímulo que origina la tensión se eliminara mediante una intervención exterior de la madre, que le dará el alimento al recién nacido. Así, el camino de descarga adquiere la función de llevar a cabo la comprensión de otra persona. Esta comunicación resulta transformadora y ambos obtienen de dicha acción, mutua satisfacción.

ELEMENTOS DE LA COMUNICACIÓN

En una primera instancia de comunicación con el neonato, la forma de relación es egocéntrica. Winnicot, sotiene que en este periodo de comunicación la díada, todos los “si”, son para el bebe y todos los “no” son dirigidos hacia el mundo exterior. Luego aparece la comunicación alocéntrica, es decir dirigida y volitiva que actuará por medio de signos y señales y cuya realización superior será el desarrollo de la función simbólica. En este período, el bebe comenzará a introyectar el no, como limite y estructura.

Entre los elementos de la comunicación encontramos:
Signo: vinculado con la experiencia de otro, como objeto o de una situación y puede sustituir a la percepción del objeto o a la situación misma.
Señal: es una conexión entre un signo y una experiencia, ya sea esa conexión accidental, arbitraria u objetivamente presente.
Signos y señales están relacionados jerárquicamente: el primero es el termino genérico y la señal, el subordinado.
Símbolo: es un signo que representa un objeto, una acción, una situación, una idea.

Los gestos y las palabras son los símbolos principales. En la comunicación entre la madre y el niño, existen símbolos verbales y gestuales, un Inter juego de acciones y decodificaciones que moldearan la forma de relación única y privada entre ellos. En el caso de la madre y el hijo hay una desigualdad en los recursos de comunicación. Durante los primeros meses de vida, el mensaje que procede del infante consta sólo de signos, y los mensajes originados por la madre, son señales dirigidas volitivamente y percibidas como tales por el bebe.


La instancia relacional primaria opera como sostén y condición de posibilidad inmediata, junto a la organización biológica, de la génesis del psiquismo humano. El sujeto se constituye en esa estructura interaccional, en cuya interioridad construirá sus primeros modelos de aprendizaje y relación.

Julián de Ajuriaguerra.

4 comentarios:

  1. Vivi:como siempre tus articulos son super interesantes,nacen mil preguntas para hacernos y para hacerte.Quisiera saber mas sobre que intervenciones que se le puede sugerir a jardines maternales o a mamas sobre momentos de interaccion adulto-bebe en distintos momentos

    ResponderEliminar
  2. Este articulo que habla sobre la estimulación me convoca interiormente a una cantidad de preguntas relacionadas con la parte de ejercitación en los pequeños de dos a tres años. Esto me surge debido a la existencia de los jardines maternales y las salas de 3 en la gran mayoría de los jardines de infantes. ¿Como y cuales serian las alternativas de trabajo hay que adoptar y poner en practica para trabajar en este tipo de instituciones, teniendo en cuanta también que en muchos casos los grupos no son reducidos y no se cuenta con la cantidad de material necesario?

    ResponderEliminar
  3. Teté, previo a cuestionarnos cómo realizar propuestas de tarea, podríamos preguntarnos que quermos o esperamos respecto de la corporeidad y motricidad de los niños. fundamentar la acción didáctica desde el diseño curricular, sería por demas de interesante, entendiendo esa corporeidad desde propuestas que respeten la libertad, la autonomía y la identidad.

    ResponderEliminar
  4. Hilda Cruz Hernandez, Distrito Federal, Mé...

    fundamentos de la intervención temprana.

    permiteme agradecerte por tus documentos ya que son de gran retroalimentación para los docentes que estamos comprometidos con la enseñanza.

    ResponderEliminar